miércoles, 4 de junio de 2014

Érase una vez ...

... un entorno para trabajar donde todas las personas se comprometían con su empresa,
donde todos compartían la visión y los valores,
dónde había igualdad de oportunidades,
dónde los directivos eran respetados y admirados,


donde todos se esforzaban por conseguir la mejor cualificación posible para realizar su trabajo,
dónde los proveedores eran colaboradores y se escuchaban todas las iniciativas,
dónde los clientes te consideraban un aliado,
....










No hay comentarios:

Publicar un comentario