martes, 23 de septiembre de 2014

Informático, antes muerto que nini.

Antes muerto que nini
Esta semana leí un post de un joven informático que se quejaba de que no le daban una oportunidad por no tener experiencia. Si bien admitía el valor de esta, no entendía como las empresas no consideraban sus ganas de aprender y superarse. Daba por hecho que las suyas eran superiores a las de los ya contratados sin reparar en que todos ellos estuvieron en su situación alguna vez.

Aunque no diera datos personales, haré una suposición inspirada en mi propio historial. Si ha estudiado un grado (4 años), y asumiendo que el estudio fuera su única dedicación “profesional”  (no ha repetido), debería tener unos 22  años. Asumiré también que su familia no requiere de sus ingresos
para su sustento y, por tanto, está financiera y domésticamente preparada para asumir su formación un tiempo más. Incluso estaría dispuesta a hacer alguna inversión extra con tal de satisfacer las aspiraciones de su vástago y evitar que engrose las filas de nini’s(*).

Con esta situación, en el mundo de la tecnología, tres factores (tiempo, un PC y una conexión de internet), abren universo de posibilidades. Con una inversión mínima o de forma gratuita incluso, es posible acceder a servicios de hosting que facilitan un canal para exponer tus trabajos. Si no tienes ideas, puedes sumarte a las de otros, participando en proyectos de código abierto.  La mayoría de las herramientas necesarias se pueden utilizar sin cargo o, al menos, hasta que haya ánimo de lucro o se reserve el derecho de propiedad sobre los resultados. Es posible que tu proyecto no tenga mercado y jamás llegues a ganar un “euro” a pesar del tiempo y esfuerzo empleado pero habrás ganado el camino. Tendrás una experiencia “real” que podrás enseñar, de la que podrás estar orgulloso y eso tiene mucho más valor que un título obtenido en un postgrado.

Yo, dada mi edad, apenas necesité buscar empleo cuando empecé (1996). Además, había una gran facilidad para cambiar ganando incluso más dinero pero esto no se repetirá. De hecho, la gente como yo tenemos que crearnos ahora ese portfolio que no hicimos en su momento. La fórmula 40x40 (40 horas semanales durante 40 años en la misma empresa), ha dejado de existir.

·         La encuesta de población activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que en España (agosto, 2014), existen 645.800 jóvenes de entre 16 y 29 años que ni estudian ni trabajan, se trata de la llamada generación nini. Representan al 7,4% de la población con esa edad y están en claro retroceso, ya que en 2005 llegaron a rozar el millón.


OImagen cortesía de "hyena reallity". www.freedigitalphoto.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario