lunes, 4 de julio de 2016

El efecto de las zapatillas rojas

Un estudio de la Harvard Business School  demuestra que los estudiantes consideran  más prestigiosos a aquellos profesores más descuidados en su atuendo. Es lo que han denominado el efecto de las zapatillas rojas (“red sneakers effect”). Camisetas, vaqueros usados y barbas sin arreglar son los atributos que ahora distinguen a los elegidos. Ni se te ocurra ir al peluquero o llevar una corbata si quieres arrancar una start up y levantar una ronda de financiación. Peters Thiel (uno de los primeros inversores en Napster, Facebook o Spotify), afirma que nunca invertiría en una empresa tecnológica cuyo CEO vistiese de traje.



No estoy seguro que esto sea verdad. Es cierto que cuando Bill Gates, o Steve Jobs aparecían en sus presentaciones en mangas de camisa y zapatillas, todos quedábamos impresionados por su excentricidad. Pero es que ellos se lo podían permitir. Todo el mundo les conocía. No necesitaban aditivos para causar buena impresión. Tristemente, no todos somos como estos personajes. La mayoría somos desconocidos para aquellos que queremos que nos contraten o nos compren alguna cosa. Para mí, que debe ser que estoy mayor, que alguien se presente con un aspecto cuidado significa que se preocupa por causar buena impresión. Es imposible que no sea la primera cosa que vea en esa persona y forme un juicio inicial.

En fin, seguramente alguien me dirá que yo no habría contratado a Einstein y posiblemente sea cierto pero no puedo evitar fijarme en los detalles sobretodo, en aquellos que son fáciles de cuidar y que a todo el mundo agradan.


Image courtesy of Aleksa D at FreeDigitalPhotos.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario